Blogia
Dr. Iñaki Menenda

Consejos

Constipación

Tratamiento: Tomar té de hojas de lechuga con romero, facilita la digestión y licúa los elementos sólidos que pueda haber en el aparato digestivo, ya sea un pedazo de queso, pan quemado o un tumor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Diarrea crónica

Tratamiento: Con una cucharilla de té irás tragando, de a sorbos pequeños, cemento en polvo (ese de secao instantaneo) hasta terminar el balde, pero deben ser sorbitos mínimos, porque no puedes empujarlo con ningún tipo de líquidos (ni siquiera con orín), debes procurar que el cemento llegue lo más seco posible a tu estómago, allí tomará contacto con los jugos gástricos y comenzará a solidificar toda la materia fecal, que quedará dura como la piedra. Eso sí luego deberás evacuarla porque sino, no podrás siquiera caminar.

Efectos colaterales: Sentirás que te construyeron el monumento de lola mora en la panza, que estás embarazada de una bola de demolición y cuando eso salga, creerás que estás cagando una estatua de san martín en su caballo, un piano de cola, un edificio de doce pisos tomado por inmigrantes ilegales, gritarás, llorarás, llamarás a tu madre y blasfemarás llamando cornudo al señor y sus angelitos.

Caída del cabello

Tratamiento: Mear la cabeza, ya que el orín es el mejor regenerativo de los tejidos, a la vez que te aporta nutrientes, vitaminas y aminoácidos esenciales para el fortalecimiento del folículo capilar. Luego cubrir la zona meada con un papel celofán para que el oxígeno no oxide el orín. Esperamo unos segundos y sacamos el celofán. Lavate todos los días con tu pis.

Micosis del pete

Tratamiento: Mezclar un poco de aloe vera, manteca o margarina, aceite de oliva y una cucharada de arena. Meter ese ungüento en el microondas y llevarlo a ebullición. Una vez que se forman las primeras burbujas los sacas y lo dejas reposar veinte segundos. Luego te frotas la zona afectada con fuerza. La manteca y el aceite hirviendo secarán al hongo, el aloe vera te protegerá la epidermis y la arena actuará como si fuera una crema esfoliante.

Efectos colaterales: Sentirás que te han puesto la polla sobre una parrilla al rojo vivo y luego que te la arrastran por un piso de cemento mal terminao, gritarás, llorarás, llamarás a tu madre y te cagarás en la virgen.

Resaca

Tratamiento: Medio vasito de orín antes y otro medio luego. Que el orín tiene sus propios análgesicos y antiespasmódicos naturales, amén de mogollón de aminoácidos, nutrientes, vitaminas y minerales.

Parásitos

Tratamiento: Tragar enteros media docena de guindillas o ajíes picantes (los de la mala palabra) Cuando los jugos gástricos disuelvan la piel y liberen las semillas arde un poco, ya verás como se escapan todos los parásitos tratando de ver quien gana primero la salida. Cuando salen los parásitos los matas con una descarga eléctrica en el cerebro utilizando un magiclic.

Efectos colaterales: Sentirás que tu estómago es el campo de pruebas de las bombas incendiarias de bin laden, creerás que tu intestino es el tunel de la película el día de la independencia cuando estalla en llamas, gritarás, llorarás, llamarás a tu mami y te cagarás en la santísima trinidad.

Tétano rectal

Tratamiento: Nada de comida chatarra, solo verduras. Enemas de orín mezclado con tilo, que es astringente, y manzanilla que desinfecta y cicatriza como pocas hierbas. Hacerlo tres veces al día, con una cánula bien gorda pa que el sufrimiento dure poco.

Sistitis

Tratamiento: Coge una bolsa de poximil u otro cemento instantáneo, perfórala con un alfiler y colócatela a la altura de tu vagina como si fuera una toallita íntima, cuando se mezcle con el orín creará un tapón que impedirá el paso del líquido. Duele un poco cuando el orín intente buscar otras bocas de salida y llegue a la altura de los lagrimales.

Efectos colaterales: Sentirás que el mismísimo basilisco de harry potter te tira ácido en los ojos, llorarás como aquella vez en la que tu primer novio te dijo que te entraría por atrás gentilmente y te cagarás en dios y todas y cada una de sus formas.

 

Hongos

Tratamiento: Tomar dos horas de sol por día, entre las doce y las dos de la tarde, desnudo. Previamente untarse todo el cuerpo con aceite de oliva extravirgen, esto te protegerá de los rayos ultravioletas y ayudará a que la primera capa de la epidermis se fría. Cuando esta capa este crocante los hongos ya estarán muertos. Levantas con cuidado la piel quemada raspándola con un cuchillito plano o espátula.

Efectos colaterales: Sentirás que te meten en una cortadora de fiambres con la hoja al rojo vivo y que el mismísimo demonio mea ácido sobre la herida, gritarás, llorarás como una niñita, llamarás a tu madre y te cagarás en los doce apóstoles.

Piel sensible

Tratamiento: Luego de afeitarse aplicar mierda de cebú o vaca, esperar que seque y rasparle con una navaja o cuchillito. La bosta esta llena de nutrientes vegetales reforzados por los jugos gástricos del ganado bovino que es pero que muy suavizante, humectante, hidratante. Separar la bosta de a puñados, meterlas en esos sacos de nylon tipo ziplo y almacenarlo en el freezer, la noche anterior dejarla descongelar en la mesada de la cocina.

Supuración peneana

Tratamiento: En un vaso pones alcohol, alcanfor y jugo de limón, que es un gran gran astringente, luego cojes una manguerilla pequeña y te la introduces en el huequito de la polla, ahí nomás tomas un generoso sorbo del preparao y lo escupes con fuerza por la otra punta de la manguera, de manera tal que penetre bien la zona. Hacer tres aplicaciones por día.

Efectos colaterales: Sentirás que el mismísimo satán te hace una enema peneana con lava volcánica, creerás que todos tus órganos se están disolviento ante el avance de la roca fundida, llorarás, gritarás, llamarás a tu madre y te cagarás en la iglesia y sus ministros.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Mal olor

Diagnóstico: Nunca se extrajo los tampones.

Tratamiento: Primero te afeitas toda la zona, a continuación lubricarás la zona con una mezcla de aceite de maíz margarina a temperatura ambiente y grasa de ruleman, luego te revisarás minuciosamente hasta que encuentres algo extraño, por ejemplo un pedacito de hilo celeste, y tira con todas tus fuerzas.

Efectos colaterales: Sentirás como tus entrañas prendidas al algodón pierden un poco de tejido cuando les arrancas, creerás que te están devorando por dentro e inventarás nuevas e ingeniosas puteadas mientras te cagas en todos los santos.

Hongos en todo el cuerpo

Tratamiento: Pones en la tina del baño cién gramos de pétalos de rosas, dos cucharadas de sales minerales, un frasco pequeño de aceites para bebés y todo eso lo disuelves en ácido muriático al que le agregarás medio kilo de cal viva, te sumerges allí por quince segundos y luego te enjuagas con agua fría.

Efectos colaterales: Sentirás que estás hirviendo en el mismísimo caldero de satanás, te cagarás encima del susto que te provocarán tus propios gritos, berrearás como un cerdo y mandarás al mismísimo santo a tomar por culo.

Insomnio agudo

Tratamiento: Beber una infusión hecha con hojas de lechuga que son muy buenas para relajar los músculos, tiene tres cucharadas de orín que es bueno pa todo y una cucharadilla de extracto de la savia de una planta que actúa directamente sobre el sistema nervioso.

Tironcito en el nervio ciático

Tratamiento: Aplicar un emplasto de aceite de oliva y mierda de cerdo.

Desplazamiento testicular

Tratamiento: Ungüento en base a: patata hervida, dos huevos, sal, pimienta y aceite de maíz (todo licuado) Untar el escroto. Esperamos unos segundos. La presencia de la patata y la mayonesa llamará la atención al huevo, que bajará solito, pa formar parte de una de las ensaladas más sabrosa de la historia.

Ulceras

Tratamiento: Cojes un poco de pólvora y la pones en una cuchara de sopa, luego le agregas un poco del carbón que viene dentro de las pilas eléctricas y a eso lo rocías con aproximadamente un centímetro cúbico de ácido de batería y.... pa dentro de un sorbo. Esto disuelve la úlcera.

Efectos colaterales: Sentirás que te están asando desde adentro, te cagarás en el papa y verás pasar tu vida en un minuto.

Espasmos y parálisis

Diagnóstico: Ecografía casera: con el paciente boca abajo cubrir la espalda con papeles y frotar con una carbonilla. Observamos que tiene un aguijón en la espina.

Tratamiento: Tomar el aguijón con una pinza de depilar. Luego tomar una cosecha de creamfeld, que es orín de orín con extasis.

Diarrea de bebé

Tratamiento: Diez veces al día darle un biberón de agua de arroz y entre uno y otro untarás sus encías con algún queso blando, ya sea fundido o mantecoso, no darle otra cosa durante las próximas dos semanas. Eso le formará un bolo fecal del tamaño de un fiat seiscientos, quedará seco como la cima del peñón del gibraltar, eso sí algún día tendrá que sacarlo afuera.

Efectos colaterales: Sentirá que está cagando un piano con el maestro mariano mores tocando la cumparsita, hasta que cumpla veinticinco años se pondrá a llorar cada vez que vea un pañal y apenas aprenda a hablar te regalará un rosario de puteadas como jamás has oído en esta tierra. Tal vez de mayor se haga asesino serial o cura.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sordera

Tratamiento: Bajar la inflamacion de los tímpanos con una bolita de naftalina bien pequeña, puede ser una de un mingitorio que ya este un poquitito gastada y que haya absorvido varias cepas de orín de tus compañeros. Embeberla primero en aceite de girasol y luego la cojes con una pinza de depilar y con delicadeza la introduces en tu oído, una vez allí la empujas hacia adentro con la punta de un lapiz hasta que sientas una presión tras el ojo, como si te saliera de las cuencas. Si no,pones unas hojas de alcachoja en una olla con agua, esperas que hierva y al vapor de la marmita pon la oreja.

Efectos colaterales: Sentirás que el mismísimo lucifer salió por los auriculares de tu walkman para follarte por las orejas, llorarás como una niñita de trenzas frente a tus fornidos amigos que te trataran de maricotas y te cagarás en el puto médico que mantenía con vida al pobre papa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres