Blogia
Dr. Iñaki Menenda

Sistitis

Tratamiento: Coge una bolsa de poximil u otro cemento instantáneo, perfórala con un alfiler y colócatela a la altura de tu vagina como si fuera una toallita íntima, cuando se mezcle con el orín creará un tapón que impedirá el paso del líquido. Duele un poco cuando el orín intente buscar otras bocas de salida y llegue a la altura de los lagrimales.

Efectos colaterales: Sentirás que el mismísimo basilisco de harry potter te tira ácido en los ojos, llorarás como aquella vez en la que tu primer novio te dijo que te entraría por atrás gentilmente y te cagarás en dios y todas y cada una de sus formas.

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres