Blogia
Dr. Iñaki Menenda

Molestias musculares

Tratamiento: Calentar con una plancha un trapo suave y limpio y adherirlo al hombro con esos unguentos que se usan para pegar calzado, una vez que notas que se a pegao bien, lo rocías con alcohol y le prendes fuego, cuando la llama alcance el pegamento (que es muy inflamable) producira un shock de calor que acabará con cualquier contractura, nudo o pinzamiento.

Efectos colaterales: Sentirás que estás compitiendo en la olimpíadas del infierno contra un grupo de espartanos piromaníacos, será como que te cocinan el hombro en una tortura que parecerá no tener fin, tu aguerrido porte de atleta olímpico se irá a la misma mierda cuando comiences a llorar como un marrano llamando a tu mamita.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres